Instalación de repartidores de costes en edificios antiguos anteriores a 1998

repartidores de costes en edificios antiguos

24 Feb Instalación de repartidores de costes en edificios antiguos anteriores a 1998

Rate this post
La instalación de repartidores de costes es una operación beneficiosa por diferentes motivos que son de sobra conocidos, aunque, en estos tiempos en los que los precios están subiendo de manera descontrolada, el ahorro que proporcionarán en la factura de calefacción es el más destacado. Sin embargo, mientras que las ventajas de contar con repartidores de costes en los radiadores están claras, no está tan claro quiénes pueden beneficiarse de estas ventajas y quiénes tienen directamente la obligación de instalar estos dispositivos para la medición de consumo según la normativa vigente. ¿Es obligatoria la instalación de repartidores de costes en edificios antiguos anteriores a 1998? Si tú también estás un poco perdido en este sentido, no dejes de leer las siguientes líneas para aclarar tus dudas.

Repartidores de costes para edificios anteriores al RITE

Todos los edificios con instalación de calefacción central cuya construcción sea anterior al año 1998 tendrán la obligación de instalar repartidores de costes de calefacción en los radiadores. Así queda estipulado en el Real Decreto 736/2020, de 4 de agosto, por el que se regula la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios.

Según lo dispuesto en el citado Real Decreto, será obligatorio instalar contadores individuales de consumo en las instalaciones de calefacción centralizada y en las instalaciones de refrigeración centralizadas en aquellos edificios construidos antes de 1998. ¿Por qué es esa fecha la elegida para situar el límite de esta exigencia normativa? Porque es el año en el que se aprobó el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, también llamado por sus siglas RITE.

El RITE y sus Instrucciones Técnicas Complementarias (ITE) quedaron aprobadas por el Real Decreto 1751/1998, de 31 de julio. Y en este reglamento quedaba ya formalizada la obligación de instalar un sistema de medición que permitiera el reparto justo de los gastos correspondientes a cada servicio entre los diferentes consumidores. Con el reparto de gastos según el servicio, se hacía referencia a la energía térmica empleada en instalaciones de refrigeración, de agua caliente y por supuesto, de calefacción. Esta obligatoriedad sigue vigente hoy día, con la publicación del Real Decreto 1027/2007, por el que queda aprobado el nuevo reglamento.

De esta manera, los edificios cuya construcción se hubiera realizado antes de que entrara en vigor el RITE podrían quedar exentos de instalar los repartidores de costes de forma obligatoria. Una problemática que quedaría resuelta tras haber sido aprobado el RD 736/2020. No obstante, si necesitas conocer más información sobre la instalación de repartidores de costes en edificios antiguos, te recordamos que puedes contactar con nosotros para resolver tus dudas y conocer nuestros servicios.

No hay Comentarios

Escribe un comentario