Cómo calcular el gasto de calefacción de una vivienda

cómo calcular el gasto de calefacción

17 Dic Cómo calcular el gasto de calefacción de una vivienda

Cómo calcular el gasto de calefacción de una vivienda
5 (100%) 2 votes

Hasta hace poco, en las comunidades de vecinos con un sistema de calefacción central instalado, era común que surgieran problemas y conflictos entre propietarios acerca de cómo calcular el gasto de calefacción. Ya que lo habitual es que el gasto se contabilizara de manera proporcional a los metros de cada vivienda, sin tener en cuenta el consumo real de calefacción de cada propietario. De esta manera, podría darse la injusta situación de que una vivienda deshabitada pagase lo mismo por calefacción que una vivienda habitada por una familia.

Sin embargo, esto ya no es así. Porque para evitar esta injusticia a la hora de contabilizar el gasto de calefacción central de un bloque de viviendas se emplean diferentes sistemas de cálculo del consumo individual. Y un ejemplo lo tenemos en los repartidores de costes de calefacción. ¿Quieres saber más sobre el cálculo de calefacción de manera individual? Desde Serviconta-Heragua te explicamos cómo calcular el gasto de calefacción en las siguientes líneas.

Sistemas para el cálculo del consumo de calefacción central

Existen, principalmente, dos herramientas para el cálculo del consumo individual de calefacción central. Estos son los contadores individuales de energía y los repartidores de costes. Estos últimos son los más habituales y aquellos con los que trabajamos en Serviconta-Heragua. Estos repartidores de costes se colocarán en cada uno de los radiadores de la casa, sin excepción. Y una vez instalados, permitirán a los inquilinos de la vivienda conocer los datos exactos de consumo de calefacción.

¿Qué ofrecen los repartidores de costes?

¿Qué ofrecen estos sistemas de cálculo del gasto de calefacción? Gracias a este sistema, se logrará un ahorro real en la factura, como consecuencia de un reparto más justo del coste total de calefacción central entre todos los vecinos. Con los repartidores de costes, cada propietario pagará exactamente por lo que se consume. No obstante, no se puede olvidar que además de los gastos variables de calefacción derivados del consumo real, hay que sumar los gastos fijos propios de todo servicio.

¿Qué son los gastos fijos de calefacción?

Como seguramente ya sabrás, la cifra que aparece reflejada en tu factura de calefacción corresponde a la suma de los gastos fijos de acceso y disfrute del servicio y los gastos variables derivados del consumo individual mensual. Los gastos fijos son los requeridos para poder tener acceso al servicio, pero también para cubrir los gastos de mantenimiento que garantizarán la eficacia y seguridad de la instalación de calefacción. ¿Por qué es importante que los usuarios sepan esto? Para entender por qué todos los meses habría que hacer frente a un coste mínimo, independientemente del uso de calefacción de la vivienda.

Estos gastos fijos, a diferencia de los variables, sí se repartirán entre todos los vecinos a partes iguales. Podríamos incluir en este grupo los gastos derivados de las tareas de mantenimiento, la parte proporcional del sueldo del administrador y del portero (en caso de que hubiera) y los gastos de electricidad de la comunidad derivados del uso de la calefacción.

¿Qué son los gastos variables de calefacción?

El ahorro proporcionado por los repartidores de costes se verá reflejado en los gastos variables. Estos son aquellos derivados directamente del consumo individual de cada propietario, o más concretamente, de cada radiador. Y como ya hemos indicado al inicio de este artículo, estos datos de consumo se podrán conocer gracias a los repartidores de costes colocados en cada uno de los radiadores de la vivienda.

Gracias a estos sistemas, podrás conocer cuál ha sido tu consumo de calefacción y pagar la cantidad de dinero exacta correspondiente a ese consumo. De este modo, el reparto de gasto total entre todos los vecinos será totalmente justo.

Esto explicaría por qué las viviendas donde el consumo de calefacción es bajo ahorrarán si se contabiliza el consumo de calefacción de forma individual. Pero, ¿qué pasa con el resto? Aunque en un primer momento el reparto justo del consumo pueda perjudicar a las familias que más calefacción consumen, a la larga, también notarán el ahorro. ¿Cómo es posible? Porque conociendo los datos de consumo, se podrán establecer planes de ahorro que permitan controlar el consumo y reducir el gasto.

Si tienes alguna duda sobre los repartidores de costes o sobre cómo calcular el gasto de calefacción, puedes ponerte en contacto con Serviconta-Heragua. Como expertos en la instalación de estos sistemas, nos ponemos a tu disposición.

No hay Comentarios

Escribe un comentario